(elsalvador.com).- Como una medida de concienciación de la riqueza cultural que existe en el país y un incentivo a la preservación del trabajo del agricultor, la exposición denominada “La vida rural en El Salvador a través del arte” viaja a distintos lugares del país. En ella se refleja la importancia que la agricultura y el medio ambiente ha tenido en muchos artistas nacionales, ya que ellos han plasmado ambos temas en sus creaciones.

En el trabajo, también participaron profesionales, como antropólogos, sociólogos, historiadores y arqueólogos para dar su punto de vista sobre el tema.

La muestra está formada por fotos de pinturas, esculturas, grabados, litografías, figuras de barro y obras históricas y populares que dan a conocer en paisajes, rituales, tradiciones y la relación entra la tierra y el poder.

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) es la entidad promotora de la exposición.

“Queremos crear un proceso de reflexión que ha sido la importancia del agro y la vida rural en las personas que visiten la exposición”, manifestó el representante del IICA en El Salvador, Keith Andrews.

Esta muestra fue clausurada el domingo 17 en la Casa de la Cultura de San Miguel, donde estuvo expuesta durante 15 días. Ahora se trasladará hacia San Francisco Gotera, Morazán, y culminará en La Unión.

Los mazatecos en Puebla

agosto 14, 2008

Proyecto5 (México).- Sobre la opresión común que por siglos han vivido los pueblos indígenas, los mazatecos han padecido una doble marginación y segregación como  migrantes en Puebla, donde por más de 120 años su presencia ha sido silenciada e ignorada. El proyecto de investigación “La presencia mazateca en Puebla: etnografía e historia”, que para obtener el título de Licenciatura en Antropología Social desarrollan los estudiantes José Carlos Calderón Martínez, Elías Galindo Paredes y Jaime Huerta Céspedes, busca  rescatar esa historia ignorada.

Asentados en los municipios de Tlacotepec de Porfirio Díaz y Coyomeapan, este último entre los cien más pobres del país, los mazatecos son una población minoritaria en todos los sentidos, subrepresentada y al margen de la asignación de recursos, de la apertura de caminos, escuelas y hospitales.

Ricardo Macip Ríos, Profesor Investigador del Posgrado de Sociología del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP,  señala que los mazatecos tienen al menos 120 años de vivir en la Sierra Negra de Puebla, tras emigrar de Oaxaca como trabajadores agrícolas.  Sin embargo, es hasta el año 2000, durante el gobierno de Melquiades Morales Flores, cuando se les reconoce como una etnia poblana.

“Han estado por más de 120 años en el estado como migrantes y quizá más, desde el desarrollo de las  entidades federativas en el siglo XIX. Hasta antes del inicio del siglo XXI, durante los siglos XIX y XX,  los republicanos  e independentistas los  consideraban una etnia procedente de Oaxaca, con implicaciones  importantes en términos de discriminación social, de reconocimiento y representación política”, asienta.

Macip Ríos, doctor en Sociología, subraya que “sobre la opresión común que viven los pueblos indígenas, durante más de un siglo los mazatecos han padecido una  opresión conjugada, agravada por la división entre nahuas y mazatecos,  que viven relaciones interétnicas de subordinación y conflicto”.

La relevancia del proyecto  “La presencia mazateca en Puebla: etnografía e historia”, que es apoyado con recursos de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado, está en desentrañar ¿cuáles son las consecuencias de una etnia silenciada en el discurso oficial y en la formación de grupos políticos y de clientelas políticas en la región?, en la Sierra Negra  donde mestizos, nahuas y mazatecos viven  relaciones interétnicas de subordinación y conflicto,  considera Ricardo Macip Ríos, asesor de la investigación.

Los  estudiantes del Colegio de Antropología Social, de la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP,  José Carlos Calderón Martínez, Elías Galindo Paredes y Jaime Huerta Céspedes, buscan corregir los despropósitos encontrados en sus lecturas sobre los mazatecos,  registrar y documentar su presencia en Puebla y sus avatares durante los siglos XIX y XX. Read the rest of this entry »

Página12 (Argentina).- Catalina Buliubasich es la flamante ex secretaria de Medio Ambiente de Salta, una de las provincias que en los últimos años se ha transformado en blanco de las organizaciones ambientalistas que denuncian desmontes indiscriminados. Es profesora de la cátedra de Procesos Sociales de América en la carrera de Antropología de la Universidad Nacional de Salta. El gobernador Juan Manuel Urtubey la nombró para llevar adelante una de las áreas más calientes en los nuevos negocios agrarios. Buliubasich duró apenas meses.

–¿Por qué la removieron del cargo?

–Porque empieza a causar incomodidad la paralización de los desmontes, se producen presiones entre el proceso de ordenamiento que llevábamos adelante. Habíamos reorganizado la secretaría y esto causó problemas en el gobierno. Mi trabajo fue siempre de defensa de los bosques y poblaciones indígenas desde la universidad, entonces lo que yo quisiera es acompañar ahora a las organizaciones en la preocupación de cómo se vayan definiendo los cosas de acá en más.

–¿La despidieron por detener tres de los 18 desmontes cuestionados que se otorgaron el año pasado?

–Por eso es tan sensible la renuncia. Ese proceso habilitó en la época del gobernador Romero autorizaciones de desmonte para casi 500 mil hectáreas con expansión de frontera agraria. Esas autorizaciones significan en varios lugares, lisa y llanamente, el fin de la posibilidad de vivir del monte y el fin de la posibilidad de vivir de las comunidades indígenas. Lo más grave que se detectó son 18 casos, de los cuales nosotros aplicamos un principio precautorio en tres y por cuestiones técnicas logramos paralizar los desmontes.

–En ese contexto, usted renunció.

–Lo mío es un hecho consumado… Se necesita una decisión política sencillamente porque se destruye el mundo indígena y la perspectiva es de vida o de muerte. Es una barbaridad, porque las leyes nacionales e internacionales protegen a los pueblos indígenas.

Difunta Correa

abril 8, 2008

La Capital (Argentina).-

La devoción a la Difunta Correa, la mujer sanjuanina que murió en Vallecito cuando cruzaba el desierto junto a su bebé, que siguió amamantándose durante varios días, es estudiada por la antropóloga María Cecilia Pisarello, quien participó de la Cabalgata de la Fe.

Pisarello es investigadora del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación y participó de la XIX edición de esta cabalgata hasta el santuario de la Difunta.

“Hace casi diez años, desde el Instituto, desarrollo un proyecto denominado «El tradicionalismo argentino en los inicios del siglo XXI»”, dijo la antropóloga.

Uno de sus objetivos “es construir un relato de este fenómeno social y cultural que encuentra, en la figura del gaucho, el arquetipo de la argentinidad”, comentó.

“Para quienes componen las agrupaciones tradicionalistas, que reciben distintas denominaciones como centros gauchos o centros criollos, la Patria y la tradición son categorías que definen su pertenencia y su identidad”, explicó.

El tradicionalismo comprende actividades de destreza ecuestre, ceremonias para conmemorar las fechas patrias y homenajes a quienes forman el panteón de héroes nacionales.

Pero también acompaña expresiones de devoción popular, como el de la Difunta Correa, y de religiosidad, como la Virgen de Luján, señaló.

En muchos casos, las agrupaciones tradicionalistas abordan “la enseñanza y práctica de expresiones artísticas vinculadas a la música folklórica, las danzas nativas y la artesanía criolla”.

Pisarello, durante la participación de la cabalgata, procuró “construir un material documental que posibilite avizorar este entramado social y su calendario festivo, que se desarrolla a lo ancho y lo largo de nuestro país, desde Jujuy hasta Tierra del Fuego”.

El rol de las agrupaciones tradicionalistas en ese entramado fue evidente en estos días por la actividad de miembros de la Confederación Gaucha Argentina, presentes en esta marcha a caballo, señaló la investigadora.

El estudio abarca la devoción a la Difunta Correa, una “santa popular” no reconocida por la Iglesia Católica a cuyo alrededor se erigen mitos y ritos, cuyas creencias forman parte de su propio folklore.

Al santuario de la Difunta en Vallecito, 62 kilómetros al este la ciudad de San Juan, concurren 700 mil peregrinos al año.

Este año, la celebración se inició el viernes último y concluyó ayer. Unos 3.500 jinetes de 14 provincias salieron desde la explanada de la Casa de Gobierno sanjuanina hasta el tradicional santuario levantado en el paraje Vallecito.

Los jinetes hicieron noche en Caucete, a unos 35 kilómetros al este de la capital, donde conformaron un gigantesco acampe y un fogón popular para recrear las antiguas tertulias gauchas, con guitarreadas, payadas y comidas tradicionales.

El itinerario completo cubrió 62 kilómetros hasta el lugar donde en 1854 Deolinda Correa fue encontrada muerta de sed, pero sin dejar de amamantar a su pequeño hijo.

Convocatoria del NADAR

junio 4, 2007

nadar.gifFinalmente, tras décadas de funcionamiento “flexible” el Núcleo Argentino de Antropología Rural (NADAR) pasa a adquirir la estructura de una “entidad de carácter civil, de bien público y fines no lucrativos”, debidamente registrada y formalizada y con personería jurídica. Para la etapa organizativa se eligió un Consejo Directivo integrado por:

Presidente: Hugo E. Ratier

Secretaria: María Carolina Feito

Tesorero: José Luis López

Vocales titulares

Leandro Etchichury

Claudia Fabiana Guebel

Ana María Rosato

Vocales suplentes

Silvia Cristina Attademo

Adriana Archenti

Magdalena Iriberry

Liliana Landaburu

Cynthia Pizarro

Roberto R. Ringuelet

Además de los citados, integran el núcleo fundador de la institución

Cristina Danklmaier y María Eugenia Morey

Esta es la estructura inicial, montada en función de cubrir requisitos formales que sin duda, en la práctica ha de ampliar sus funciones y representatividad, con la creación, prevista estatutariamente, de filiales o delegaciones en cualquier punto del país.

 La flamante Comisión resolvió, entre otros puntos:

 1. Convocar a una preinscipción de todos los profesionales interesados en integrarse al NADAR para lo cual se requieren los siguientes datos:

  • Apellido y nombre
  • Institución a la que pertenece
  • Categoría en la que pretende ingresar[1]
  • Dirección postal y teléfono
  • Dirección electrónica

2. Fijar una cuota anual adecuada que podrá integrarse, en primera instancia, durante congresos o acontecimientos profesionales similares.

3. Solicitar sugerencias a los colegas sobre localizaciones geográficas y/o institucionales adecuadas para instalar filiales o delegaciones del NADAR y proponer criterios de funcionamiento.

4. Comenzar a organizar de inmediato el IV CONGRESO ARGENTINO Y LATINOAMERICANO DE ANTROPOLOGÍA RURAL para lo cual ya existen algunos ofrecimientos de sede. Como fecha posible se pensó en el mes de abril de 2008.

5. Crear una página web para establecer una rápida comunicación con los colegas, así como activar los contactos con otras instituciones para difundir lo más ampliamente posible nuestra tarea.

De esta forma el Núcleo fundado allá por 1985 que en una accidentada trayectoria consiguió organizar tres congresos internacionales de la especialidad, que pudo editar algunas publicaciones en diversos soportes, alcanza hoy una nueva personalidad institucional que abre posibilidades nuevas a un área no siempre adecuadamente atendida en antropología.

Esperamos sus preinscripciones y ofrecemos a quienes lo soliciten copias de los Estatutos y otros materiales ilustrativos.

Como primera etapa, urge saber cuántos somos los que estamos interesados en esta propuesta, ahora sobre bases más sólidas, para iniciar el diálogo y multiplicar las iniciativas.

 

 

COMUNICARSE A:

nadar@filo.uba.ar

Teléfonos: (011) 4432-0606, Int. 150

ó (011) 4801-7706.

Sede: Facultad de Filosofía y Letras, Programa de Antropología Rural y Regional, Puan 470, oficina 401, 4º piso, 1406 BUENOS AIRES

 




[1] Miembros plenos: antropólogos profesionales; miembros semiplenos: profesionales no antropólogos vinculados a la temática o que puedan contribuir a su desarrollo;  o miembros estudiantes universitarios interesados en el tema.

Hugo Ratier y Leandro Etchichury

Ponencia presentada en el congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología Rural, Porto Alegre 2002 (Brasil)
Read the rest of this entry »

 Leandro Etchichury
Trabajo publicado en la revista Realidad Económica N° 195
Read the rest of this entry »