México: Kukikan o «Serpiente emplumada», zona de intercambio de mercancía

canvasRoger Mora
La Jornada Maya

Tulum, Quintana Roo
Viernes 20 de julio, 2018

Considerada como uno de los puntos importantes de intercambio de mercancía procedentes de Centroamérica hacia la península de Yucatán, la zona arqueológica de Kukikan -o serpiente emplumada, versión similar a Kukulcán-, representa para muchos arqueólogos una maravilla arquitectónica de la era clásica maya.

Para saber sobre la zona arqueológica de Kukikan, ubicada en la comunidad de San Juan, en pleno corazón de la zona Maya de Tulum, se debe recordar la importancia de Cobá, situada en medio de cinco lagos, los cuales proporcionaban agua a la sociedad de ese entonces.

Jaime Garduño, antropólogo del INAH, sostuvo en entrevista que este asentamiento aumentó aproximadamente entre el año cien y el año cero de nuestra era, Kukikan que pertenecía al grupo Cobá, en este segundo se asentaba la clase gobernante en cuyas manos se tenía el destino de la población de la región, ya que los gobernantes definían el acontecer, tanto económico, político, religioso, así como social.

Cobá fue el sitio más importante de la península de Yucatán, durante los años de 600 a 800 después de Cristo, donde una hipótesis se dice que Cobá fue un sitio intermediario de mercancía procedente de Centroamérica.

El Grupo Kukikan el Sacbé, o calzado de piedra elevada, es una red de Sacbé, que normalmente lleva el mismo nivel, dado que en el oriente de la península de Yucatán no hay montañas y el terreno es prácticamente plano, pero cuando se presentan bajos o depresiones del terreno, las paredes laterales del Sacbé suben a una altura aproximada de hasta 3 metros.

El arqueólogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia explica que Kukikan se encuentra a 8 kilómetros de la Zona Arqueológica de Cobá y contaba con una de las importantes conexiones de Sacbé o caminos mayas más amplios y elevados de la región, tomando en cuenta que esta estructura arqueológica se encuentra en una zona elevada.

El descubrimiento de este vestigio arqueológico perteneciente al núcleo agrario del ejido San Juan de Dios, se dio gracias a las recomendaciones realizadas en 1924 por un sacerdote de la localidad de Chemax en el estado vecino de Yucatán, quien detalló que Kukikan era una zona arqueológica con dos plataformas elevadas en forma de castillos principales una al lado de otra.

Así se logró en esa fecha llegar a este sitio en donde hasta el momento se puede encontrar a las estructuras aún en pie, de hasta 20 metros de altura y plataformas bien formadas; así como las pinturas que en ese entonces utilizaban los antiguos mayas para adornar las estructuras piramidales.

El primer punto a destacar en Kukikan es que cuenta con al menos 4 plazas rodeadas de varios nichos, algunos en buen estado y otros ya destruidos por el paso del tiempo, a pesar de los trabajos constantes del Instituto Nacional de Antropología e Historia para preservar esa región que aún no ha sido explotada.

El segundo de los puntos es su inmenso Sacbé que cuenta con un puente por la parte de abajo o un pasadizo para que los pobladores de un lado puedan ingresar a la otra zona donde se encontraban pequeños espacios de contenedores de agua que eran utilizados para el consumo de la vida diaria y que evitaba así a los antiguos mayas escalar estos caminos de hasta 3 metros de altura en algunos espacios.

El arqueólogo Jaime Garduño explica que se hizo un mapa tridimensional para explicar cómo funcionaba este pasadizo subterráneo en forma de puente que hacía el paso de una zona a otra fuera más rápida y sin problema alguno, pues era complicado tratar de escalar 3 metros del Sacbé con contenedores de agua.

El tercer punto a destacar son las pinturas o adornos de estas zonas arqueológicas que eran utilizadas para darle una identidad a sus nichos y recintos arqueológicos, que se puede apreciar en algunas de estas estructuras que se mantienen en pie hasta hoy.

Lo que además hacía más atractivo a este espacio de Kukikan son sus estructuras con doble piso; es decir en el interior de sus zonas arqueológicas se contaba con cuarterías o nichos uno sobre otro, lo que dejó aún más maravillado a los arqueólogos, pues aseguran que éstas son únicas en toda la región ya que no han visto algo parecido.

Esta zona perteneció al grupo Cobá que sirvió como conexión para el traslado e intercambio de mercancías tanto de los mayas de Centroamérica como de los mayas del centro de la península de Yucatán que se aglomeraban cerca de Cobá para intercambiar mercancía de un lado a otro.

El Kukikan era uno de los sitios terminales de la inmensa Ciudad de Kiin Chil Cobá Petén, mejor conocida como Cobá; donde es importante recordar que Cobá cuenta con 43 Sacbes y uno de estos lleva hacia Kukikan, procedente del monumento al cruce de Caminos de Cobá y que los trasladaba al punto esencial del intercambio de mercancías.

En 1925 fue el primer recorrido realizado dentro del sitio arqueológico Kukikan, donde hasta el momento no se ha trabajado con ninguna institución, pues únicamente se han hecho recorridos, reconocimiento de superficies y donde únicamente el Instituto Nacional de Antropología e Historia comienza a realizar algunos trabajos de mantenimiento.

En esta región había tierras fértiles para la agricultura, pues los humedales eran propicios para su desarrollo, lo que supone que este sitio era un centro de comercio agricultor con la región del centro de la península.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s