País Vasco: Escándalo por fraude arqueológico

noviembre 19, 2008

Gara (País Vasco).- Los conocidos como «sorprendentes hallazgos» de Iruña-Veleia tuvieron mucho de sorprendentes y poco de hallazgo. Es la consecuencia que se deriva de la exposición que cinco miembros de la Comisión Científica de Investigación sobre el yacimiento realizaron ayer ante las Juntas Generales de Araba. Los puntos de vista arqueológicos, epigráficos, lingüísticos o filológicos no dejaron ninguna duda sobre la falsedad de los grafitos y dejaron en evidencia algunos aspectos de la gestión del yacimiento que el actual equipo, Lurmen, ha llevado a cabo.

Al inicio de la Comisión de Cultura no quedaba ninguna duda a cerca de que se trataba de falsificaciones. Las intervenciones posteriores de los políticos reflejaron, sin embargo, la sorpresa generada por la magnitud y el poco rigor con el que se habían llevado a cabo las manipulaciones.

Para dar a conocer los aspectos arqueológicos, tomó la palabra Julio Nuñez, profesor titular de la UPV en la materia. Comenzó describiendo las deficiencias en el rigor arqueológico que habían encontrado en los informes redactados por el equipo que gestionaba el yacimiento y que fueron el punto de partida del trabajo de la comisión. Aseguró, por lo tanto, que no podían validar el procedimiento de excavaciones llevado a cabo cuando fueron encontrados los supuestos grafitos. Más gráficas fueron sus explicaciones al comentar algunas de las inscripciones. Las alianzas cruzadas que se ven en alguna pieza sólo pueden ser contemporáneas, por el concepto iconográfico que simbolizan. La ropas con las que se viste a las mujeres son incoherentes con la época romana, así como, por ejemplo, la aparición de una sirena con cola de pez que hasta la época medieval no fue representada.

Lenguaje erróneo

El uso del lenguaje es, sin embargo, la muestra más clara de que no se pueden tratar de grafitos datados entre los siglos III y V, como se anunció en el momento del hallazgo. «Hay nombres que son mucho más reconocibles desde el castellano que desde el latín», afirmó.

Los aspectos epigráficos, que buscan interpretar las inscripciones, fueron presentados por el catedrático en Historia Antigua de la UPV, Juan Santos. Como primera prueba mostró a través de imágenes alguna de las piezas en las que hay grafitos que [como ocurre en la primera imagen publicada en esta página] se cortan. Lo hacen de tal forma que si se uniera con la pieza que fuera la contigua los grafitos deberían continuar. Sin embargo, se mostraron fotografías en las que las piezas que encajan están intactas, es decir, sin ninguna inscripción.

El uso de un latín erróneo también fue una de las muestras sobre la falsificación. Por ejemplo, presentó la inscripción «cuore», voz italiana actual, en vez de la latina «cor, cordis». Los ejemplos fueron abundantes. El uso de una «j» como la actual, con prolongación hacia la izquierda en vez de la «i» larga que mostraba el uso consonántico es otra de las incoherencias. La doble flecha [en el centro de la segunda imagen] es, según explicó Santos, el resultado de la evolución de los signos y la estandarización que conllevó la imprenta. Por último, el momento que incluso generó risas entre los presentes: cuando Santos mostró la pieza en la que se podía leer «Descartes», que trajo a la memoria el filósofo francés nacido en 1596.

Juan Manuel Madariaga fue el encargado de explicar la investigación relacionada con la Química Analítica. Su conclusión fue que había discontinuidad espectral. En la muestra de las imágenes infrarrojas de las piezas se veían las diferencias -generadas por la mezcla de materias orgánicas e inorgánicas- entre algunos trazos sin significado y las inscripciones. En su alocución remarcó que las piezas sobre las que se han llevado a cabo las falsas inscripciones sí son auténticas.

Uno de los aspectos que más resonó en el momento de los supuestos hallazgos fueron las inscripciones en euskara que hubieran sido los primeros escritos en nuestra lengua.

Las intervenciones de los catedráticos de Lingüística, Joaquín Gorrotxategi, y Filología Vasca, Joseba Lakarra, no dejaron lugar a una posible veracidad de las inscripciones. Además de apuntar que los descubrimientos en euskara no concuerdan con el conocimiento del idioma, Gorrotxategi apuntó a la ausencia de marcas gramaticales para desacreditarlas. «Existen evidencias que prueban su falsedad y ningún individuo las tomaría en serio», dijo tajantemente. De cara al futuro, señaló el grave daño producido a la filología vasca, por la fragilidad de la disciplina, e instó a las instituciones a que tomaran las medidas oportunas para que cosas similares no pueden volver a ocurrir.

Ni siglo III ni posteriores

«Las imposibilidad de autenticidad de los supuestos materiales lingüísticos vascos examinados no es ni casual ni parcial, ni dudosa, y además no se refiere sólo a la época que va del siglo III al V; tales materiales tampoco corresponden al siglo IX, XI ni al XVI ni al XIX», aseguró Lakarra. Asentó su argumentación en ejemplos como el uso del término «lagun» en vez de «adiskide» o el préstamo del gascón «polita» que hace imposible datar las escrituras entre los siglos III y V.

Tal y como se supo después, las afirmaciones de que las inscripciones no se podían simplemente atrasar venía a la aportación que Eliseo Gil, quien hasta ayer dirigía el yacimiento, había realizado esa misma mañana en la Comisión de Investigación de la que formaba parte.

Según explicó la diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle, Gil se reafirmó en los informes que sostienen la autenticidad de los hallazgos. Solamente incluyó la puntualización de que era posible que se pudiera tratar de un periodo más tardío que fuera hasta el siglo IX. El trabajo de la comisión, que desde que se iniciara en enero se había llevado a cabo en secreto, se hará público por si alguna labor de investigación quisiera contrastar los resultados presentados ayer por la actual.

2005 – 2006

Las campañas de 2005 y 2006 fueron las que presentaron descubrimientos incoherentes con los hallados hasta la fecha en el yacimiento. Las gestiones del equipo de Lurmen en años anteriores no muestran ninguna anomalía relevante.

EXCAVACIONES

Según el arqueólogo Julio Nuñez, una de las deficiencias de las excavaciones es que no se puede repetir para comprobar los resultados. Por ello, el único material es el documentado por el equipo que las realiza y que en este caso es insuficiente.

egiptología

Gorrotxategi dio a conocer que las representaciones jeroglíficas halladas no forman parte de ninguna manera del sistema egipcio ya que la transcripción de los nombres no se adecúan y muestran una manipulación reciente.

La Diputación gestionará el yacimiento directamente

Ante la falsedad de los hallazgos, la diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle, anunció que revocaba el permiso de ocupación temporal y excavación en Iruña-Veleia que tenía la empresa Lurmen, encabezada por Eliseo Gil. Pasa así la institución a gestionar directamente el yacimiento situado en Iruña Oka. Para ello, anunció que el proyecto de presupuestos para 2009 incluye una partida de 140.000 euros para esta función, cifra que multiplica por 12 la que hasta la fecha había invertido el ente foral.

Por otro lado, si en los procedimientos que tienen que ver con la apertura de expediente de revocación de permiso se descubrieran indicios de delito o falta penal, la diputada anunció que lo pondrá en conocimiento del Ministerio Fiscal.

Al término de las comparecencias, los junteros iniciaron sus preguntas. El independentista Aitor Bezares apuntó por un lado el largo tiempo que se necesita para preparar una estafa de tal magnitud y preguntó por la falta de control que lo había posibilitado.

Respecto al futuro del yacimiento a corto plazo, López de Lacalle avanzó que tanto el programa de visitas guiadas como el campo de trabajo promovido por el Ayuntamiento de la localidad y el INEM siguen adelante. El Nuevo Plan Iruña Veleia básicamente implica el desempeño de un papel directo de la institución, «dejando completamente de largo cualquier dejación de competencias y responsabilidades», apuntó. Por otro lado, hizo hincapié en que a pesar de que se haya demostrado que las inscripciones que tantas expectativas habían despertado eran falsas, la importancia del yacimiento continúa siendo la misma, aunque reconoció que había sufrido un fuerte golpe.

Los junteros también hablaron de la ausencia de Eliseo Gil en la comisión para defender su posicionamiento. La diputada recordó que su opinión estaba reflejada en los informes, de la misma manera que dejó la puerta abierta a posibles futuras comparecencias en la Comisión de Cultura para explicar otros puntos de vista sobre el asunto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: