Telediario 3 (Guatemala)
La demolición del antiguo mercado de San Pedro Sacatepéquez, Guatemala, a 29 kilómetros de la ciudad, llevó al descubrimiento de por lo menos 17 osamentas presuntamente del siglo 18.
Un total de 17 esqueletos en 2 fosas, de 2 metros de ancho, por 6 de largo, aproximadamente, se localizaron. Entre ellos hay 14 adultos y 3 infantes, se pueden comprobar.

El hallazgo, según Eddy Armando Joaquin de la Facultad de Antropología e Historia de la Universidad de San Carlos, es de mucha importancia histórica para la población.

Los restos sugieren que se podría tratar de una fosa común, y que según la tradición oral del municipio, podrían ser víctimas de la peste que azotó a la región por el año 1700.

En el lugar de acuerdo con la información se han encontrado cerámicas europeas y cerámicas de la región de Sacatepéquez.

Joaquín comentó que en 1976 se hallaron los primeros huesos, pero no se les dio la importancia debida.

Se espera que se encuentren más restos conforme se avance en las excavaciones.

Anuncios

DPA

Lima, Perú.- Destacados antropólogos peruanos rechazaron hoy los términos de un artículo publicado el domingo en el diario estadounidense “The New York Times”, en el que se cuestiona que la Universidad de Yale le devuelva al Perú los objetos hallados en la ciudadela inca de Machu Picchu. 

“Me parece poco respetuoso decir que el Perú no sería capaz de conservar los bienes recuperados. Tenemos museos y profesionales competentes para asumir la preservación, conservación y adecuado tratamiento de las piezas”, afirmó el antropológo Walter Alva, director del Museo del Señor del Sipán, en un escrito publicado por el diario “El Comercio”.

En igual sentido se pronunció la descubridora de la ciudadela de Caral, Ruth Shady, aunque reconoció que en el Perú hay todavía cosas por mejorar y sobre todo se debe reforzar “la cultura (conservacionista) entre los pobladores”. 

El artículo de “The New York Times” cuestiona la capacidad peruana para conservar las piezas y afirma que algunos de quienes promueven que la Universidad de Yale devuelva el patrimonio que llevó hasta allí el expedicionario estadounidense Hiram Bingham, quien encontró Machu Picchu en 1911, actúan motivados por intereses particulares.

“No tiene sentido lo que se dice, ya que las colecciones no van a pasar a ser propiedad particular de alguien”, respondió al respecto el ex jefe de Instituto Nacional de Cultura del Perú Luis Guillermo Lumbreras, uno de los mencionados en el artículo. 

“Aquí de lo que se trata es de recuperar objetos que le pertenecen al Perú. Esa colección fue cedida en calidad de préstamo a Bingham para que la estudiara y luego la devolviera. El único interés que tenemos nosotros es hacer respetar la soberanía del Perú”, dijo Lumbreras.

El empresario José Koechlin, a quien se acusa de pretender tener las piezas en un hotel suyo, negó que eso sea cierto, pues la idea es construir un museo en la ciudad de Cusco. “Lo que busca ese artículo es crear una corriente de opinión pública en Estados Unidos con el fin de evitar que los bienes extraídos sean devueltos”, le dijo a “El Comercio” Koechlin tras calificar la publicación del “The New York Times” de “tendenciosa y peyorativa”.

El Estado peruano insiste en la devolución de ese patrimonio, pero la Universidad de Yale se limita a ofrecer la devolución de algunas piezas para montar una exhibición en Cusco en 2011, en el centenario de la primera exploración de Bingham.

Para Lumbreras, la colección ha sido observada por miles de personas en exposiciones en varias ciudades estadounidenses, pero “el interés no ha sido por maravillosas piezas de arte, sino por los vestigios que pertenecen a Machu Picchu (pues) hay un componente simbólico en el hecho de que pertenezcan a ese lugar”. Por tanto, “eso es patrimonio de Machu Picchu y debe volver allí”, enfatizó.

“Reconocimiento y encubrimiento en las políticas neoliberales. Debates sobre la diversidad cultural y la desigualdad social”

Rosario (Argentina) 25 y 26 de octubre de 2007

jornadasrosarinas9@yahoo.com.ar

Organiza:

Departamento de  Antropología Sociocultural
Escuela de Antropología
Facultad de Humanidades y Artes
Universidad Nacional de Rosario

Comisiones de Trabajo – 2007

1- Antropología y Educación

Coordinador@s: Gabriela Bernardi gbernardi@mixmail.com; Mariana Nemcovsky: mnemcovs@unr.edu.ar y dos integrantes del Área de Antropología y Educación.
2- Antropología Jurídica

Coordinador@s: Graciela B. Rodríguez: gbrodrig@fhumyar.unr.edu.ar; Matilde Dalmau: matidalmau@ciudad.com.ar; Laura Bianciotto: malabi21@yahoo.com y Marta Fernández Patallo: martafpatallo@yahoo.com.ar.
3- Antropología  Y Salud

Coordinador@s: Elida Carracedo: elidacarracedo@hotmail.com; Marta Abonizio: mabonizi@fhumyar.unr.edu.ar y Matilde Viglianchino:  arwen225@hotmail.com.

4- Teoría y Metodología

Coordinador@s: Hector Vazquez: hvazquez@citynet.net.ar; Pablo Gaitan: pablogaitan_ar@yahoo.com.ar; Nicolás Barrera: nicbarrera@hotmail.com.

5- Antropología del cuerpo y performance

Coordinador@s: Silvia Citro: scitro_ar@yahoo.com.ar; Yanina Mennelli: yaninamennelli@hotmail.com; Manuela Rodríguez; María de Los Angeles Gattari; Victoria Garay; Lorena Narciso; Carolina Torres; Área del Cuerpo: areadelcuerpo@yahoo.com.ar.

6- Antropología de las ciudades y las ciudadanias: Coordinador@s: Cristina Bloj: cbloj@hotmail.com; Laura Cardini: lauricardini@hotmail.com.

7- Movimientos sociales. Trabajo, conflictividad laboral y social.

Coordinador@s: Gloria Rodríguez: propuesta@steel.com.ar; NET (Núcleo de Estudios sobre Trabajo).

8- La problemática de la Memoria en relación a los procesos sociopolíticos:

Coordinador@s: Marcela Valdata: mvaldata@unr.edu.ar; Mirtha Taborda: mirtaborda1@hotmail.com y Juan Manuel Walmaggia:
melcaya9@hotmail.com

9-Antropología_RURAL:

Coordinador@: Roy Crespy: ecampora@unr.edu.ar y grupo ARAR: arar_rosario@yahoo.com.ar

10- Sistemas de Creencias:

Coordinador@s: Silvia Montenegro, silviamontenegro@arnet.com.ar; Juan Renold,  juanrenold@yahoo.com.ar  y Sofía Fernández.

11- Antropología y Género:

Coordinador@s: Ana Esther Koldorf: anekoldorf@ciudad.com.ar; Marcela López Machado: mlomacha@unr.edu.ar

12- Procesos Socioétnicos:

Coordinador@s: Ana C.Fernández: afernand00@hotmail.com – afernand@fhumyar.unr.edu.ar; Celina Pena: celinapena@arnet.com.ar;  Verónica López: veritolo@hotmail.com  y Rosa de Castro: piromadec@gmail.com

13- Antropología y Políticas Públicas:

Coordinador@s: Elena Barbieri: ebarbier@unr.edu.ar y Cecilia Pinto.

14- Antropología: violencia y exclusión

Coordinador@s: Edith Cámpora: ecampora@unr.edu.ar; Leandro Giampani: leco@netcoop.com.ar

15- Arte, Comunicación e Imagen:

Coordinador@s: Élida Moreyra: emoreyra@hotmail.com y Maria Affranchino: mcaffran@gmail.com.

Abstracts: Los resúmenes de las ponencias deberán ser de no más de una página, en letras Times New Roman 12, espacio simple. Consignar los datos del Autor/a:nombre, apellido, pertenencia institucional y dirección electrónica.

*Fecha de entrega: 3 de Agosto de 2007

Modalidad: vía correo electrónico a: jornadasrosarinas9@yahoo.com.ar, con copia a los Coordinadores de cada Comisión.

Por Correo ordinario, dirigido a:

9° Jornadas Rosarinas de Antropología Sociocultural
Comisión Organizadora
Departamento de Antropología Sociocultural
Escuela de Antropología – Facultad de Humanidades y Artes – UNR
Entre Ríos 758 – 2000 Rosario. Argentina

Datos a consignar: Nombre y apellido del autor/es, pertenencia académica, domicilio, teléfono y dirección electrónica.

Página 12 (Argentina)

“La idea de los candidatos a jefe de Gobierno de emplear a los cartoneros en centros verdes no cierra en los números: se puede dar trabajo a unos cientos de los miles que hay en la calle. ¿Y los otros?”, se pregunta el antropólogo Pablo Schamber, que desde hace seis años investiga este fenómeno urbano que creció al calor del desempleo y la crisis de 2001. En cambio, el investigador propone que los recuperadores presten un servicio de recolección diferenciada, “como un engranaje de un sistema económico” en el que ciertos materiales pueden reutilizarse como materia prima. Junto con su colega Francisco Suárez, Schamber es autor y compilador de una serie de artículos reunidos en el libro Recicloscopio: Miradas sobre recuperadores urbanos de residuos, que editaron las universidades de Lanús y General Sarmiento y se presentó ayer en el centro verde del Bajo Flores.

Read the rest of this entry »

Izaronews

Joseba Zulaika es el autor de “Polvo de ETA”, un repaso a la historia de la organización armada desde un punto de vista antropológico, filosófico y muy personal. Doctor en Antropología Cultural, este vasco nacido en Itziar hace 59 años es en la actualidad miembro del Center for Basque Studies de Reno donde reside. Su ensayo, recién publicado por editorial Alberdania concluye con el homenaje a Jokin Gorostidi en la plaza de Deba en presencia de sus cenizas levantadas por su compañera Itziar Aizpurua. Etxebarrieta tenía una cita con Gorostidi el día que murió. Read the rest of this entry »

Agencia Cuasar (México)

La investigadora emérita del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Margarita Nolasco, afirmó que es posible entender el proceso de adaptación de las poblaciones humanas prehispánicas y del virreinato a factores socioeconómicos y ambientales, pero difícilmente se puede conocer el mundo de las ideas y creencias, por ejemplo, de la maternidad y la implicación de tener muchos hijos o pocos a partir de abortos inducidos.

Read the rest of this entry »

En las culturas occidentales el cuidado de las personas dependientes se ha limitado al núcleo familiar y al espacio del hogar. La tradición y los valores de la sociedad han situado a la mujer en el centro de esta relación con las limitaciones de desarrollo personal que eso ha supuesto para el colectivo femenino. Con esta afirmación la catedrática de Antropología Social de la UPV, Teresa del Valle, comenzó ayer su participación en el curso “El cuidado, una necesidad social ¿reconocida?” que estos días se está celebrando en el Palacio Miramar de San Sebastián dentro del programa estival de la universidad vasca.
La influencia de la religión católica en la formación de los valores culturales es innegable. De ella observamos mandatos de género de los que es difícil escapar. Así el rol que desempeñan los hombres y mujeres dentro del grupo familiar queda claramente definido al igual que la relación de la propia familia con su entorno social. La mujer es el elemento cohesionador y está “adornada” con virtudes como la humildad y la aceptación del sufrimiento ajeno como parte de su propia realización personal.

Si es evidente que el concepto de familia ha experimentado grandes cambios en su composición y en su forma de relacionarse tanto a nivel privado como social, la obligatoriedad del cuidado que recae en el seno familiar está demandando una adaptación al nuevo entorno.

La sociedad tiene que hacer una reflexión sobre las nuevas necesidades en el ámbito del cuidado de las personas dependientes. La realidad se está imponiendo poco a poco en las vivencias cotidianas, son precisamente estas realidades las que están transgrediendo los valores sociales y los van adaptando. Hasta hace poco no hacerse cargo de una persona mayor y llevarla a un asilo estaba muy mal visto. Cada vez se ve más normal que una persona con necesidades de cuidado sea trasladada a centros donde pasan el día o algunas temporadas.

Este cambio de espacio que se ha visto como un elemento perturbador para las personas mayores se está comprobando que no es tan contraproducente como se pensaba sino, por el contrario, contribuye a que construyan nuevas relaciones sociales. Observando cómo se organizan en las residencias de ancianos se aprecia que construyen microsociedades y participan en ellas, prefiriendo los lugares comunes a la intimidad de sus habitaciones.

Este nuevo espacio se convierte en un lugar de encuentros y de experiencias que se incorporan a la memoria, al igual que otras experiencias anteriores. Es entonces cuando el paso por la residencia o el ingreso en el asilo se acepta como un cambio más en el transcurso de la propia experiencia vital, como pudo ser adaptarse a un nuevo lugar o situación personal.

Pero todavía queda mucho por hacer y es una labor que implica a todos los agentes sociales desde la propia persona dependiente hasta los gobiernos y los medios de comunicación. La idealización del cuidado en el seno de la familia tiene que dejar paso a otra forma de pensar, “el hogar puede ser un referente de los buenos tiempos pero también de un elemento opresor, siendo liberador el ingreso en centro especializado”