Descifrar una parte del ADN del Neandertal

noviembre 16, 2006

Perfil.com

Dos equipos de científicos que analizaron el material genético de un hueso que tiene 38.000 años, concluyeron que los ancestros del hombre de Neandertal se separaron de nuestros antepasados hace medio millón de años, después de una larga coexistencia.

Los estudios realizados a partir del ADN de un fósil hallado en 1980 en la gruta croata de Vindija, cerca de Zagreb, llegaron a conclusiones bastante similares, lo que refuerza la teoría de una convivencia sin mestizaje.

Los dos análisis publicados en la revista británica Nature y el diario estadounidense Science, coinciden en afirmar que no se ha detectado mestizaje entre nuestra especie y la suya, uno de los temas de discusión preferidos durante los últimos años entre los científicos.

Según uno de los equipos, el gran divorcio entre el Neandertal y el Homo Sapiens tuvo lugar hace 465.000 a 569.000 años, posiblemente hace 516.000 años, mientras que el otro lo sitúa entre 120.000 y 670.000 años atrás, inclinándose por una estimación de aproximadamente 370.000 años. En resumidas cuentas, el último antepasado común podría haber vivido hace 706.000 años.

El primer grupo, constituido por investigadores alemanes, estadounidenses y croatas y dirigido por Svante Paabo, analizó un millón de pares de estructuras de ácido desoxirribonucleico (ADN, materia prima de la herencia), mediante la técnica de secuenciación directa del ADN nuclear y el de los núcleos celulares de este hombre prehistórico.

El ADN nuclear se usa por oposición al ADN mitocondrial, ausente en los núcleos y esencialmente transmitido por la madre, motivo por el que pierde interés para los estudios sobre la evolución.

El segundo equipo, germano-estadounidense, encabezado por Edward Rubin, recurrió a otro método, la metagenómica, que permite comparar varios genomas entre sí.  En los resultados de estos análisis, algunos expertos ven una puerta abierta al estudio de los genomas arcaicos, algo que hasta ahora era considerado ciencia ficción.

En un comentario publicado por Nature, dos biólogos neozelandeses, David Lambert y Craig Millar, afirman que “los dos artículos harán callar a los escépticos”. Con todo, el hallazgo no hace más que reavivar el debate sobre el Neanderthal, primer hombre prehistórico descubierto por la ciencia en 1856, en Alemania.

¿Quiénes eran esos hombres achaparrados que reinaron durante cientos de milenios sobre Europa y Asia occidental? ¿Cómo se las ingeniaron para afrontar la rudeza de las eras glaciares antes de codearse durante milenios con nuestros antepasados procedentes de otros lugares? ¿Por qué luego se extinguieron, hace quizás menos de 30.000 años, en condiciones igual de enigmáticas?

No se sabe con certeza. La imagen que tenemos de estos hombres evoluciona con los años, pero no cabe duda de que, pese a ser diferentes, eran humanos dignos de este nombre, excelentes cazadores y poseedores de una gran riqueza intelectual y material.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: